Mes del Orgullo en Club de Ópera

Read the article in English

Madrugada del 28 de junio de 1969. 50 años atrás exactamente en el día de hoy, ocurrían las manifestaciones espontáneas en el pub neoyorquino Stonewall Inn en protesta contra una redada policial. Mucho más que un evento aislado, suele recordarse este evento como aquel que fundaba la posibilidad de que las minorías LGBTIQ+ fueran visibilizadas, y a pesar de que mucho ha cambiado, queda aún mucho más por hacer. Aquí realizamos tres preguntas a artistas del mundo de la lírica que se identifican como parte del colectivo, acerca de su experiencia, y del trabajo que, según su criterio, aún queda por llevar a cabo. ¡Feliz Día del Orgullo!

 

 1. ¿Qué significa la celebración del Orgullo / Mes del Orgullo para ti?  

2. ¿Cómo crees que la ópera ha ayudado a dar visibilidad a la comunidad LGBTIQ+? Y en todo caso, ¿qué más podría hacerse?

3. ¿Qué consejo le darías a un joven artista LGBTIQ+ que esté comenzando en la industria?
 
 
 
Jamie Barton (mezzosoprano)

1. Para mí, el Mes del Orgullo significa inclusión y apoyo. Es una oportunidad para celebrar a aquellxs que nos han permitido llegar hasta aquí y también la inspiración para mirar hacia adelante y considerar cómo podríamos estar haciendo las cosas mejor lxs unxs por lxs otrxs. Creo que es un momento importante, en particular, para reconsiderar la situación hoy y asegurarnos de estar escuchando nuestras propias voces.

2. El sector de la ópera ha sido un refugio para muchxs de nosotrxs, pero creo que podríamos hacer más para asegurarnos que las voces marginalizadas dentro de la comunidad LGBTIQ+ sean escuchadas. Primeramente, quiero ver más diversidad representada en escena, de modo que el público pueda reconocerse a sí mismo en las historias que estamos contando. Dada la historia de la ópera con roles que desafían los géneros sexuales, así como el hecho de que ha sido un refugio para miembros de la comunidad LGBTQIA+, siento que esta forma artística está equipada de un modo único para amplificar una miríada de historias. Estoy segura de que una representación más amplia, tanto en las voces como en las narrativas, resonaría con audiencias modernas.

3. Aprende qué es lo que te hace únicx y desarrolla tu arte con integridad; con la honestidad de quién eres. El público ansía ese tipo de vulnerabilidad y autenticidad de parte de quienes estamos en el escenario. Y fuera de escena, no olvides construir tu familia por elección, aquello que llamo mi familia “lógica”, que complementa a mi familia biológica. Muchos en mi familia elegida son colegas dentro del mundo de la ópera, y verdaderamente me ayudan a lidiar con la nostalgia de estar lejos de casa mientras estoy de viaje. ¡Tener ese tipo de apoyo os ayudará enormemente a través de los altos y bajos de de la locura que es esta profesión!

Jamie Barton ha finalizado recientemente las funciones de Rusalka en la Ópera de San Francisco, en el rol de Ježibaba. Será asimismo, la protagonista de la función de cierre de los Proms en Londres el 14 de septiembre, luego de otros recitales, incluyendo el Concertgebouw en Ámsterdam. Foto: BreeAnne Clowdus. / jamiebartonmezzo.com, IG: @jbartonmezzo

 

Tracy Cox (soprano)

1. Para mí, el Orgullo trata de visibilidad y renovación. Celebrar mi identidad públicamente junto a mi comunidad me renueva. El Orgullo es la negativa a internalizar la sensación de vergüenza; y hay tanta fuerza en una demostración colectiva de alegría y aceptación.

2. Creo que una de las cosas más grandiosas que la ópera hace es dar visibilidad a la excelencia artística queer. No hay una sola producción de ópera sobre la Tierra que no incluya contribuciones de gente queer (habitualmente, contribuciones importantes), ya sea desde la producción o desde la escena. Creo que donde la industria podría hacer más no es sólo en lo que respecta a la visibilidad de artistas queer, sino dando lugar al liderazgo de mujeres queer, trans y gente no-binaria. La ópera ha hecho mucho por la visibilidad de hombres cis gay blancos. ¿Cómo sería, pues,  si ese no fuera el final del camino para la diversidad en este negocio?

3. Muchas personas LGBTQ florecen con el tiempo, dado que a menudo no tenemos la oportunidad de darnos cuenta, orgánicamente, de quiénes somos; la oportunidad de cometer errores y arriesgarnos del mismo modo en que lo hacen jóvenes heteronormativxs. Una vez que hayas ganado entendimiento de quién eres y qué te importa como artista, esa claridad se cristalizará también en tu arte. Tu ser únicx, tu identidad y experiencia son tus bienes como artista. Ah, y siempre escribe notitas de agradecimiento. 🙂

Foto: Kristin Pulido. / Sitio web. IG: @sparklejams

 

Stéphane Degout (barítono)

1. El Mes del Orgullo no solía significar mucho más para mí más allá de ser una gran ocasión para celebrar públicamente, lo cual me gustaba, aún cuando no me es tan familiar formar parte de estas grandes manifestaciones con tanta gente alrededor. Mi mentalidad ha ido cambiando lentamente hacia un modo más político (quizás) de observar estas manifestaciones, una vez que estudié de dónde era que provenía: detrás de la fiesta, las plumas, la música alta, los colores, la gente semidesnuda, hay un sufrimiento profundo, personal o comunitario, que siempre estará allí. Siempre tendremos que pelear para sostener los derechos que seguimos ganando año tras año. El Mes del Orgullo es la forma extrema de mostrar que existimos, pero lo necesitamos, y lo hacemos de un modo amigable y generoso.

2. El mundo del espectáculo siempre ha tenido gente gay y jamás sentí que no fuera el lugar indicado para mi trabajo. Nunca sufrí acoso por mi homosexualidad, ni en mi familia, ni en mis estudios, ni en mi profesión. He tenido suerte y lo sé. La homosexualidad ha estado incluso presente en materia de ópera, ya sea escondida o expuesta: Oreste (lo estoy cantando en este momento) podría tener una relación con Pylade más fuerte que apenas una amistad (aunque la frontera entre la amistad y el amor no me resulta clara aún). ¿Qué hay acerca de Thésée en Hippolyte et Aricie? Él va al infierno a rescatar a su amigo Pirithoüs; ¿no es prueba de lo fuerte de su vínculo?¿Y Hamlet? Se ha escrito gran número de teorías acerca de su sexualidad. ¿Rodrigue y Don Carlos?¿Cuál es su relación? Rodrigue carece de una vida personal hasta donde sabe la autoridad, y eso lo hace un personaje peligroso… acaso fuera mucho más abierto en sus pensamientos de lo que estuviera autorizado. En trabajos más recientes, el Rey en Lessons in Love and Violence es abiertamente homosexual y claramente, en su vínculo con su amante Gaveston, provoca de un modo político. La ópera Brokeback Mountain, creada hace unos años en Madrid sirve de ejemplo también, etc.

3. Sugeriría a los jóvenes artistas que sean ellxs mismxs. No necesitamos escondernos ni alardear. Cuando me preguntan acerca de mi sexualidad, respondo que soy gay y que he estado en una relación feliz por casi 23 años, y no mucho más. Que la gente reaccione de modo positivo o negativo ante esto es problema suyo, no nuestro.

Stéphane Degout se presentará este año en el LIFE Victoria Festival de la ciudad de Barcelona, luego de haber abierto la temporada actual del Teatro Real en el papel de Valentin en Faust. Foto: Jean-Baptiste Millot. / IG: @stephanedegout.

 

Renato Dolcini (barítono)

1. Es interesante que, dado que los cantantes de ópera viajamos constantemente, tenemos la posibilidad de experimentar el Orgullo en distintas partes del mundo (a veces en distintos lugares dentro de un mismo país): en algunos lugares es una manifestación alegre, y aún cuando la lucha por los derechos nunca acabe, puedes sentir claramente que se vive como un momento de alegría más despreocupado, mientras que en otros lugares (pienso ahora en Jerusalén, por ejemplo, donde he estado recientemente), tiene una atmósfera completamente distinta: ves la ciudad completamente militarizada y sientes que algo malo podría ocurrir en cualquier momento. Desafortunadamente, esos son los lugares donde el Orgullo es aún más necesario.

2. El ambiente de la ópera es probablemente uno en que nuestra comunidad más aceptada se siente (también gracias a la Música, un lenguaje inclusivo y universal). Pero el “mundo de la ópera” no existe en sí mismo, está compuesto de diversas personas y realidades (para bien o para mal), y como en cualquier otro ambiente, cada individuo debería ser, y le debería ser permitido ser él o ella mismxs: creo que el hecho de que muchas figuras importantes (cantantes, directores de escena, directores de orquesta, etc.) estén orgullosamente fuera del closet ayuda a las generaciones más jóvenes, tanto para aquellxs que trabajan en nuestro medio, pero también para lxs que simplemente aman la ópera y van a verla.

3. Daría el mismo consejo que a cualquier joven comenzando en cualquier profesión: sé tu mismx y permanece fiel a ti mismx, compórtate de corazón, y no permitas que te pisoteen; habrá momentos duros, pero si has comenzado esta carrera, probablemente sea porque HAS TENIDO que hacerlo, sientes el DESEO de hacerlo. Tendrás que pelear, pero al final será uno de los viajes más gratificantes.

Renato Dolcini fue parte de la versión en concierto de Agrippina en el Teatro Real. Entre sus próximos compromisos se destaca su participación en Giulio Cesare in Egitto en La Scala de Milan. Foto: Philippe DelVal. / renatodolcini.com, IG: @apprendistaorfeo.

 

Michael Fabiano (tenor)

1. Pienso en las manifestaciones de Stonewall hace 50 años y todo aquello por lo que tanta gente estaba luchando y lo lejos que hemos llegado.  El Orgullo es un viaje de aquel momento hasta el día de hoy, sabiendo hacia dónde necesitamos ir. 

2. El advenimiento de las redes sociales, de hecho, ha ayudado muchísimo. Siento que ahora la comunidad tiene las herramientas para estar presente y tener una voz que era más difícil de ser escuchada en el pasado. En tanto el mundo de la ópera continúe promocionando canto de calidad, un gran arte y grandes talentos, la comunidad será de gran beneficio. 

3. Ve a por ello. Debes saber que tu arte y tu talento te conducirán y que ser quien eres implica libertad. 

Michael Fabiano participará en Giovanna d’Arco en el Teatro Real en el mes de julio y volverá en la próxima temporada para La Traviata. Foto: Jiyang Chen. / michaelfabianotenor.com, IG: @tenorfabiano.

 

Zachary James (bajo)

1. El Mes del Orgullo es un momento de celebración, un momento de celebrar la diversidad en todas nuestras comunidades y dar ánimo a la comunidad LGBTQ+. El Orgullo es un momento de toma de conciencia y visibilidad.

2. Me siento muy afortunado de trabajar en un medio que celebra la diversidad. Nunca he sido discriminado por ser un hombre gay dentro de esta profesión. Hasta no hace mucho tiempo, la gente tenía la necesidad de ocultar quiénes eran en sus lugares de trabajo en distintas comunidades, y creo que es algo que aún persiste en algunos lugares. Mientras viajamos por el mundo, sentimos que debemos ser cautelosxs y protegernos, no sabiendo dónde estamos por momentos y si seremos aceptadxs por quienes somos o no. De modo que traer conciencia y visibilidad a nuestra industria y a las comunidades a las que llevamos nuestro arte y nuestra música, es de veras importante. Como artistas, se espera de nosotrxs que seamos vulnerables y que comuniquemos profundamente desde el corazón. Nadie debería sentir que tiene que esconder quién es. Necesitamos poder ser libres y estar abiertxs para que nuestros mensajes resuenen con claridad. Queremos ser respetadxs, vistxs y oídxs. Es crucial el incremento de esa toma de conciencia y de esa visibilidad para que se sepa que aquí estamos, en la industria lírica, y que somos una parte importante de la ópera, como fuerza a nivel global. 

Entusiasma ver gente LGBTQ+ en puestos de liderazgo en la ópera, y sobre todo, ver que se celebre, anime y se lleve a una posición de visibilidad a miembros trans de nuestra comunidad . Espero ver más de eso en tanto avanzamos hacia el futuro. ¡Feliz Orgullo!

Después de su participación en Akhnaten en ENO, reiterará su rol en el estreno en el Metropolitan Opera House de NY. Actualmente, canta en Wozzeck, en la Des Moines Metro Opera. Foto: Dolly Brown.  / zachjames.com, IG: @_zachary_james_

 

Laura Kaminsky (compositora)

1. Es un momento para recordar que nuestra historia LGBTIQ no ha sido una historia abierta durante mucho tiempo, pero que es profunda, rica y debe ser conocida. Es momento de honrar a quienes lucharon para darnos derechos y visibilidad, y para recordar que nuestra lucha no ha terminado.  Es un momento para celebrar nuestra bella diversidad y fortaleza. Es también un momento para dedicarnos nuevamente a la tarea de que nuestros derechos no nos sean arrebatados. Y es tiempo de continuar educando e iluminando, con la esperanza de que otra persona LGBTIQ se sienta cómoda reconociendo quién es, y de que una persona más, llena de miedo y odio, aprenda a soltar y pueda ver a la gente LGBTIQ como, bueno, sencillamente gente.

Recuerdo caminar en las marchas del Orgullo de la ciudad de Nueva York durante la pandemia del SIDA. Recuerdo crear un minúsculo espacio de encuentro del Orgullo en mi pueblito en Ghana en 1993. Recuerdo llegar a  Oslo en junio de 2014 para terminar de componer la música y asistir a Kimberly Reed en la filmación de algunas secuencias para la escena sobre «Noruega» de As One, y recuerdo encontrarme en medio del World Pride allí y de sentirme extasiada de ver gente LGBTIQ de todo el mundo reuniéndose para celebrar as one [como si fuéramos unx].

2. Es una pregunta complicada, y no puedo contestarla desde una perspectiva de directorx general [de un teatro lírico], encargadx de elegir obras y artistas, ni tampoco desde la perspectiva de artistas LGBTIQ en general, pero puedo decir que los últimos 20 años nos han llevado a un lugar en que hoy hay un número de óperas con historias de tema LGBTIQ. Patience and Sarah de Paula Kimper, Fellow Travelers de Gregory Spears, Brokeback Mountain de Charles Wuorinen, Stonewall que acaba de estrenarse este mes en la New York City Opera y, por supuesto, As One. Y hay muchas óperas con personajes LGBTIQ, incluyendo mi segunda ópera con Mark Campbell y Kimberly Reed, Some Light Emerges, y mi último trabajo, nuevamente con Kim Reed, Hometown to the World. De modo que es una buena dirección que espero que continúe en años venideros.

Fue profundamente gratificante haber sido invitada por el New York Festival of Song y por Five Boroughs Music Festival para curar una noche de música vocal compuesta por mujeres – en su mayoría, lesbianas – para el Mes del Orgullo en Nueva York. Colaboramos en dos ciclos de canciones; el primero, Fierce Grace: Jeannette Rankin, que había sido comisionado por Opera America y estrenado en la Biblioteca del Congreso dos años antes, pero que aún no había sido escuchado en Nueva York. Con libretto de Kimberly Reed, el ciclo dramático en cuatro partes relata la historia de Jeannette Rankin, la primera mujer electa en la Cámara de Representantes – en 1916, antes de que ella misma pudiera votar – y en una plataforma pacifista, con contribuciones de las compositoras Ellen Reid (ganadora del Premio Pulitzer de este año), Kitty Brazelton, Laura Karpman y yo. Y la segunda mitad del programa presentaba un ciclo comisionado, After Stonewall, sobre textos de la poeta Elaine Sexton, con canciones compuestas por mí y Karpman, junto a otras cuatro compositoras lesbianas: Paula Kimper, Kayla Cashetta, Nora Kroll-Rosenbaum y Jennifer Higdon (¡otra ganadora del Premio Pulitzer!).

De modo que los tiempos están cambiando. El progreso es lento, pero está ocurriendo. Como decía antes, vamos en buena dirección y espero que continúe en años venideros.

3. Haz el mejor trabajo del que seas capaz. Sé honesto contigo mismx y con lxs demás. Sigue adelante, sin importar qué tan duro parezca.

La grabación de la ópera As One, de temática trans, compuesta por Laura Kaminsky, saldrá al mercado a fines de este mes. Foto: Rebecca Allan. / laurakaminsky.com.

 

Lucia Lucas (barítono)

1. El Mes del Orgullo es una celebración para recordar tanto a gente que no es LGBT como a quienes aún no han salido del closet, que tenemos vidas felices. Es un recordatorio para nosotrxs mismxs de que ser LGBT no reduce nuestra habilidad de vivir nuestras vidas, sino que por el contrario, las realza.

Es un recordatorio de todas las generaciones anteriores a nosotrxs tan lejos como la historia lo permite, para que lxs celebremos. Celebramos a aquellxs conocidxs y desconocidxs, que han habilitado un progreso paulatino para que hoy estemos fuera del closet y sintiendo el orgullo. 

2. Creo que, en general, la ópera ha sido un arte conservador en su práctica por largo tiempo. Ha sido apenas en los últimos 20 años aproximadamente que alguien puede estar abiertamente fuera del closet, aún cuando lxs artistas LGBT han estado actuando desde la creación de la forma artística. Creo que un enfoque en la calidad vocal y en la excelencia actoral permitirían un aumento en la diversidad, incluyendo la participación LGBT. En los años 70s y 80s, las orquestas comenzaron audiciones a ciegas que resultaron en mayor diversidad. Puede que esto no funcione en la práctica en la ópera, pero tales ideas podrían fomentar nuevo talento. 

3. Sé la/el mejor. Aprende lo que puedas de todxs lxs que estén a tu alrededor y trabaja duro en todas tus habilidades. Consigue una buena y sólida técnica tempranamente, porque si es sólida, puede durar toda una vida. Busca cualquier oportunidad de actuar que puedas afrontar. A veces nuestro crecimiento actoral ocurre por fuera de la ópera, de modo que no temas hacer teatro musical, cine, teatro, etc. Debes ser tanto mejor que tus colegas, al punto de que sería ridículo que alguien no te permita actuar. 

  Lucia Lucas participará de la producción de Orpheus in the Undgerworld, de Jacques Offenbach en ENO. Foto: Josh New. / lucialucas.de, IG: @lucialucas.de

 

Francesca Zambello (directora de escena)

1. Me encanta celebrarlo. Viviendo en una comunidad rural, Richfield Springs, NY (cerca de Cooperstown), mi esposa y yo festejamos el Orgullo con una gran fiesta, invitando a toda la gente LGBTQ que conocemos a que vengan a visitarnos. Siempre es un día divertido y un modo de reconectarnos para todxs aquellxs que estamos dispersxs en esta zona, especialmente luego de un largo invierno. Más seriamente, me encanta el Mes del Orgullo porque nos da la oportunidad de recordar a la gente quiénes somos y que estamos aquí. 

2. Trabajamos en una forma artística que puede ser conservadora y también de avanzada. A veces siento que es una dicotomía que me cuesta sobrellevar. A una parte del público le importan obras que abordan temas relevantes de la actualidad, y otrxs quieren vivir en un mundo en que El barbero de Sevilla deba representarse con macetas con geranios. En algún punto, ¡la pasión es nuestro mayor pro y nuestra mayor contra! Muchas obras del canon y aquellas que se están escribiendo se esfuerzan por lidiar con cuestiones de género en modos constructivos. Mi esperanza es que podamos eventualmente cambiar la ópera para que sea tan abierta como el teatro en lo que respecta a nuestras perspectivas y a nuestras prácticas.  

Las cosas comienzan desde arriba, de modo que la aceptación de la diversidad debe provenir de líderes de compañías teatrales y de sus directorios para que el cambio sea real.  

3. No debes permitir que nada se te reproche. Exhibe la más alta integridad moral. A menudo debes ser el doble de buenx que otrxs… ¡en particular en el caso de mujeres gay!

Fracesca Zambello es actualmente directora de la Washington National Opera y del Glimmerglass Festival. Foto: Claire McAdams.  / francescazambello.com.