El 8 de septiembre falleció Tito Capobianco (La Plata, Argentina, 28 de agosto de 1931), quien fuera uno de los directores de escena más innovadores en las décadas del ’60 y ’70, así como director general de diversos teatro de ópera.

Nacido en la ciudad de la Plata de padres emigrados de Italia en la década del ’20, Capobianco cantó en el coro del Teatro Argentino, apareciendo en una producción de Tosca, ya a sus 16 años, como el Cardenal. A su formación como barítono, se suman su breve paso por el ballet, trabajos como actor tanto en escenarios como en para la pantalla, y estudios en derecho y filosofía. Fue efectivamente en el Teatro Argentino de La Plata donde dirigió por primera vez.

Con producciones que obligaban a los cantantes a evitar los lugares comunes, incluyendo habitualmente coreografías a cargo de quien llegaría a ser su principal asistente, su esposa Elena Denda, algunos de los hitos en su carrera  como director, incluyen: la producción de Don Rodrigo de Alberto Ginastera en la New York City Opera, en su estreno en los Estados Unidos en febrero de 1966, con un jovencísimo Plácido Domingo en el rol principal; la producción, también en 1966 y en la NYCO de Giulio Cesare de Händel, con el bajo Norman Treigle como Cesare y la soprano Beverly Sills en el papel de Cleopatra y la dirección de orquesta de Julius Rudel; Manon de Massenet, nuevamente con Sills, en 1968; la producción de la trilogía de óperas «Tudor»de Donizetti (Anna Bolena, Maria Stuarda y Roberto Devereux) a comienzos de los años ’70, especialmente para Sills, quien protagonizó la tríada de títulos; su debut en el Met de NY con Thaïs de Massenet con Beverly Sills y Sherril Milnes, y más tarde Simon Boccanegra de Verdi, nuevamente con Milnes.

Asumió en 1974 el cargo de director general de la Ópera de Cincinnatti, en 1975 el de director artístico de la Ópera de San Diego, y el de director general allí mismo dos años después, del mismo modo que en la Ópera de Pittburgh, donde ocupó el cargo por 17 años, comenzando en 1983. Fue director artístico y general del Teatro Colón de Buenos Aires, en Argentina, entre el 2004 y el 2005.

Impartió clases en la Universidad de Indiana, la Julliard School y la Yale School of Music, a la vez que fundó un programa para jóvenes artistas en Pittsburgh.

Sus galardones incluyen los premios Konex en Argentina, debido a su trayectoria, en los años 1989 y 1999,   el reconocimiento a Artista del Año otorgado por el Gobierno de Pennsylvania y el nombramiento como mejor Director de la Época por la Asociación Internacional Giacomo Puccini de Nueva York.