Discos recomendados – Baráth & Galou

Voglio Cantar – Emöke Baráth, Il Pomo d’Oro & Francesco Corti (Warner Classics)

Con motivo del 400º aniversario del nacimiento de Barbara Strozzi, Emőke Baráth junto a Il Pomo d’Oro, dirigido al clave por Francesco Corti, nos plantean un recorrido desde la música de su maestro Francesco Cavalli hasta composiciones originales de la propia Strozzi y otras piezas de sus contemporáneos (Biagio Marini, Antonio Cesti y Tarquinio Merula).

Barbara Strozzi fue una pionera, una de las primeras mujeres que tuvo una vida profesional como compositora en la corte veneciana. Inicialmente fue reconocida por su voz, de la mano de Giulio Strozzi y Francesco Cavalli, y con posterioridad en su faceta como prolija compositora que llegó a publicar 125 piezas vocales. Su figura cayó en el olvido y con ella, la mayor parte de su obra, que se perdió tras su muerte debido al contexto y a los límites de su tiempo.

Afortunadamente, esfuerzos tales como los que se presentan aquí, vuelven a poner en valor el cánon musical de uno de los periodos más dinámicos de la historia de la música.

Se intercalan piezas de Barbara Strozzi en su faceta como compositora y poeta (la propia Strozzi escribió algunos de los textos de sus cantatas) con otras de Francesco Cavalli que, en su mayoría, fueron escritas por este acomodándolas a la tesitura de su voz. En cuanto a sus contemporáneos, se dan unas pequeñas pinceladas de toda una serie de composiciones que podríamos imaginarnos en la voz de la propia Barbara Strozzi.

Deslumbra especialmente el color de la voz de Emőke Baráth, con un espectacular dominio del fraseo y acentuados giros en su interpretación con constantes cambios de registro adaptados a la cromaticidad de las piezas presentadas. Destacan en su acompañamiento la tiorba de Michele Pasotti y archilaúd de Miguel Rincón Rodríguez, que redondean los lamentos con su toque contundente (Lagrime mie y Sul Rodano severo), elevándolos al puro estilo historically informed performance (HIP) en sus basso ostinato.

En las piezas instrumentales dedicadas a la música de Biagio Marini, el conjunto destila su experiencia alcanzando grandes momentos simbióticos entre los que destacan los violines de Stefano Rossi y Lathika Vithanage y la viola da gamba de Rodney Prada. Sin duda, esta es una necesaria incursión en la música barroca en clave femenina que afortunadamente ha sido recuperada, en manos de Il Pomo d’Oro.

Musica sacra per alto (Vivaldi) – Delphine Galou & Accademia Bizantina (naïve)

Siguiendo la estela marcada por Naïve desde el año 2000 en el marco de su proyecto con el Istituto per i Beni Musicali de Turín, en virtud del cual se impulsa la difusión de la música de Antonio Vivaldi en sus distintas formas a través de la marca Vivaldi Edition, una vez más Accademia Bizantina recoge el guante.

Redescubrimos a Antonio Vivaldi, conocido especialmente por su música instrumental, gracias a la recuperación y conservación a través de donaciones de sus piezas realizadas entre los años 1926 a 1930 por la colección Foà y Giordano , que abarca, en este caso, su música sacra para alto.

En su estancia en Venecia en el Ospedale della Pietà a partir de 1703, Vivaldi está dedicado principalmente a la enseñanza de música instrumental a las integrantes del hospicio y orfanato, que acompaña con sus composiciones principalmente para violín y conjuntos. No obstante, dado que el maestro del coro en ese momento, Francesco Gasparini, abandona sus funciones, Vivaldi asume tales labores de composición de 1713 a 1719 hasta la llegada de Carlo Luigi Pietragua y vuelve a hacer lo propio ante la muerte del mismo en 1726 hasta la designación de su sucesor, Giovanni Porta. Se puede decir que Vivaldi en el Ospedale está llamado a cubrir las ausencias que acusa y, ante ello, encontramos piezas compuestas a coro en el trabajo que se nos presenta.

La contralto Delphine Galou expone su dominio en la técnica vocal de forma pura en su interpretación de la música sacra de Vivaldi, escrita en su totalidad en latín. El tenor Alessandro Giangrande, en aquellas piezas en las que converge con Galou, cumple con su cometido con una línea de canto correcta que realza la prístina voz de la contralto.

Asimismo, Alessandro Tampieri al violín, con una sutileza admirable, singulariza sus cadenzas en perfecta sincronía con el conjunto Accademia Bizantina, dirigida por Ottavio Dantone, especialmente en el ‘Concerto in re maggiore Per la SSma Assontione di Maria Vergine RV 582’.

El quincuagésimo noveno volumen de estas recopilaciones que giran en torno a la recuperación de la música del maestro italiano nos sume, una vez más, en la idiosincrasia barroca, bendito vibrato.