Opera Rara es nuevamente el sello responsable no sólo de uno de los lanzamientos más satisfactorios de la temporada en cuanto a sus méritos artísticos, sino también de una de las propuestas más interesantes. Después de haber publicado exitosamente otros dos títulos de Gaetano Donizetti en los últimos años (Les Martyrs, Le Duc d’Alba), e inmediatamente a posteriori de la multipremiada versión de Semiramide de Gioachino Rossini, Sir Mark Elder se pone al frente de la Orchestra of the Royal Opera House para ofrecer, de modo experto, el estreno mundial de L’Ange de Nisida, compuesta en 1839, y que al día de hoy no había aún visto la luz.

La edición de Opera Rara incluye, como de costumbre, un excelente libro con dos artículos que iluminan las vicisitudes que relegaron L’Ange a no ser estrenada y a ser tenida en cuenta como mera curiosidad, hasta que Mark Everist y Francesco Izzo se propusieran la empresa encomiable de reconstruir y editar la partitura como parte de su proyecto doctoral en la Universidad de Southampton en 2008.

Vito Priante & Joyce El-Khoury © Russell Duncan

Opéra de genre, un tipo de ópera francesa de carácter semiserio, sin diálogos hablados y habitualmente en dos actos (a pesar de los cuatro en que este título se divide), y distinto de los conceptos de opéra comique y grand opéra comunes en la Francia de la época, su estreno habría debido acontecer en el Théâtre de la Renaissance después del éxito que allí había tenido la versión francesa de una de las más famosas piezas donizettianas, Lucie de Lammermoor. Aún cumpliendo con los plazos esgrimidos, su estreno fue pospuesto en diversas oportunidades. A partir de cierto momento, la partitura se dio por perdida salvo por las partes musicales que sobrevivieron, adaptadas e integradas a La Favorite. Así como L’Ange era principalmente un producto original integrado a otros números compuestos para su ópera Adelaide (de mediados de la década de 1830, jamás concluida), Donizetti utilizó partes de ambos antecedentes para la que finalmente se transformaría en La Favorite.

Registrada en presentaciones brindadas en formato de concierto los días 18 y 21 de julio de 2018 en el Royal Opera House de la ciudad de Londres, la presente edición cuenta con un elenco uniforme, con la soprano canadiense Joyce El-Khoury a cargo del ange en cuestión, la Condesa Sylvia de Linarès, cuya fragilidad interpreta a la perfección, y brindándose de modo formidable en los dúos que constituyen el corazón de esta ópera y que permiten una construcción más acabada de cada uno de los personajes.

El tenor David Junghoom Kim crece a medida que transcurre la partitura, con tono noble, amable, y seguros y acerados agudos. El resto del elenco, todas voces graves masculinas, cumplen con su cometido con holgura. Lo que este estilo de ópera francesa ofreció a Donizetti fue la posibilidad de incluir un personaje cómico (su música, por momentos, ofrece ecos de Dulcamara en L’elisir d’amore), el chamberlán Don Gaspar, motor de la acción, aquí interpretado con solvencia por Laurent Naouri. Siendo acaso la interpretación más destacada en este registro, el barítono Vito Priante descolla con su rey de Nápoles, Don Fernand d’Aragon, con técnica firme, un bellísimo timbre vocal y un sinfín de recursos expresivos que le permite transmitir de modo sobresaliente tanto la calidez palpable en sus interacciones con el personaje de Sylvia, como máxima ira y frustración por encima en algunos de los números de conjunto. Evgeny Stavinsky, en el papel del Monje, ofrece también una sólida actuación.