LA ORQUESTA DEL CONCERTGEBOUW (Ámsterdam, Países Bajos), considerada como una de las más importantes del mundo, ha despedido con carácter de inmediato a su director principal, Daniele Gatti, tras un informe publicado en el Washington Post a fines de julio en el que se asegura que habría realizado avances indeseados contra dos sopranos en sus camerinos mientras estaba a cargo de dos presentaciones en Chicago y en Italia en 1996 y 2000, respectivamente.

Luego de la publicación con fecha 26 de julio del corriente, Gatti publicó un comunicado a través de su abogado negando haber abusado sexual o psicológicamente de nadie, también aduciendo que “Los hechos referidos ocurrieron hace largo tiempo, pero si he ofendido a alguien, pido sinceramente disculpas.” Asimismo, luego de la fecha mencionada, se ha registrado un número de acusaciones reportadas por miembros femeninos de la orquesta acerca de experiencias con Gatti, inapropiadas en consideración de su cargo como director principal, razón por la cual el Concertgebouw decidió dar término inmediato al contrato mantenido con el director.

Estas acusaciones siguen a las realizadas, en los últimos tiempos, a artistas tales como el régisseur Bernard Uzan y los directores de orquesta James Levine, Charles Dutoit y, más recientemente, Gustav Kuhn.